logotipo

Vivir entre las ruinas

Zona: El Secreto de Chernóbil

27 enero, 2021 | Rebel

Zona: El Secreto de Chernóbil es un juego donde la capacidad para sobrevivir en un hostil páramo post nuclear al tiempo que saqueamos los escasos objetos de valor que podamos encontrar en el camino, un camino salpicado de mutantes, extrañas anomalías radioactivas y muchas más sorpresas, la mayoría poco agradables.

El juego ofrece un sinfín de oportunidades y diferentes modos de enfrentarse al desafío que nos plantea dependiendo del personaje que elijamos de entre los diez disponibles, cada uno con sus habilidades y equipo personalizados. Sin embargo, las reglas son bien sencillas y su aprendizaje muy rápido, por lo que vamos a resumírtelas aquí para que puedas ponerte a jugar de inmediato.

El objetivo de Zona: El Secreto de Chernóbil es bien sencillo: Atravesar la Zona desde un extremo a otro, cruzando regiones cada vez más peligrosas y más cargadas de radiación, para descubrir el secreto que se ocuta en el cofre del reactor. Para poder acceder a él, no obstante, tendremos que explorar el mapa hasta encontrar al menos dos de las bases secretas para obtener los objetos que nos permitirán acceder finalmente al codiciado reactor.

Zona es un lugar extremadamente peligroso y para poder sobrevivir tendremos que cuidar nuestros niveles de salud y fatiga, que irán descendiendo a medida que vayamos superando encuentros o fracasando miserablemente. Para protegernos y ayudarnos a superar las pruebas a las que nos va a someter Zona: El Secreto de Chernóbil contaremos con la inestimable ayuda de las cartas de equipo, desde una recortada para enfrentarnos a los mutantes hasta un traje antiradiación que nos protegerá en los lugares donde el peligro de contaminación sea más alto.

Este equipo no va a durarnos siempre. Con cada encuentro se irá deteriorando hasta quedar inservible a no ser que lo reemplacemos o reparemos a costa de nuestros preciados recursos, aunque afortunadamente el mercado negro de Chernóbil nunca cierra y en él podremos vender los trofeos conseguidos por nuestros saqueadores y conseguir objetos nuevos que nos ayuden en la aventura.

En cada turno, nuestro personaje podrá realizar un número limitado de acciones, como moverse, acampar para recuperar fatiga o reparar su equipo y, por supuesto, intentar acceder a las bases secretas.

Los encuentros y los combates se resolverán comparando nuestras habilidades con una dificultad objetiva, aunque los dados y el equipo que llevemos encima nos permitirán mejorar nuestra probabilidad de éxito. Por cada encuentro del que salgamos victoriosos, recibiremos recompensas en forma de materia prima que podremos vender en el mercado negro o poderosos artefactos cargados de energía radioactiva cuyo uso aumentará considerablemente nuestro poder, pero habitualmente a costa de una serie de desventajas.

Y esto es Zona: El Secreto de Chernóbil. Como ves, la premisa es muy sencilla, aunque poco a poco irás descubriendo sus estrategias y secretos, que son tantos como los que oculta la misteriosa Zona. ¡Ten cuidado ahí fuera!