logotipo

Una aventura en tres actos

Llamada a la Aventura | 4 enero, 2021 | Brotherwise Games

Tres actos, eso es todo lo que hace falta en Llamada a la Aventura para completar la historia de tu personaje y, si has conseguido los suficientes puntos de victoria, ganar la partida… Pero te aseguramos que eso va a ser lo de menos.

Como te explicamos cuando presentamos el juego, Llamada a la Aventura es un juego de cartas de ambientación fantástica en el que crearemos un personaje único y diferente en cada partida e intentaremos completar su destino mientras competimos con el resto de la mesa.

Cada jugador empieza con tres cartas de personaje que representan su origen, su motivación y su destino y que conforman los tres actos a lo largo de los cuales se desarrollará su periplo como aventurero. A lo largo de cada uno de ellos iremos acumulando experiencia, mejorando sus rasgos o completando desafíos que le irán acercando a la inevitable conclusión de su historia. Las runas se encargarán de servir de moneda para conseguir o activar las cartas que necesitamos. 

Pero como en toda buena narración heroica, lo que importa no es tanto el final como el viaje y es ahí donde Llamada a la Aventura brilla con luz propia. Aunque sus mecánicas consisten en una sencilla acumulación de puntos, lo evocativo del arte de cada una de sus cartas consigue crear una poderosa narrativa emergente, por lo que al final de cada partida tendremos la sensación de haber vivido una gran aventura junto a nuestro personaje.

Ante nosotros se presentarán multitud de caminos, de posibles aventuras y encuentros que irán determinando no sólo si nuestro héroe alcanza su objetivo, sino si lo consigue manteniéndose en el lado de la luz o si para ello acaba abrazando el lado oscuro. Y con cada uno de los tres actos, los peligros y sus capacidad para forjar una auténtica leyenda irá aumentando.

Cada una de nuestras elecciones en Llamada a la Aventura irán haciendo avanzar la partida, pero también se convertirán en eslabones de una epopeya, TU epopeya, que sin importar si has ganado o perdido querrás comentar con el resto de la mesa al terminar. ¿Quién dice que el héroe más perfecto sea el más memorable? ¿O que la aventura más grandilocuente sea más emocionante? ¡A veces la mejor estrategia para ganar la partida no es aquella con la que más disfrutaréis narrando!