logotipo

Pequeña historia de una gran idea

BrainBox | 22 julio, 2021 | The Green Board Game Co

Si alguna vez te has quedado atrapado en el tráfico es posible que hayas inventado un juego para ayudarte a pasar el tiempo. Gary Wyatt lo hizo: creaba palabras a partir de las placas de matrículas de los automóviles y luego creaba palabras a partir de las letras, vinculándolas con aves, peces, mamíferos y otras categorías que se le iban ocurriendo. Y lo llamó… ¡Brainbox!

En 1991 convirtió esta idea en su primer juego de mesa, Alpha Animals. Imprimió mil copias y compró un stand en la Feria de Regalos de Alexandra Palace para probar el mercado. Al final de la feria, Gary había vendido casi todos los juegos, y poco después fundó The Green Board Game Company Limited el 25 de febrero de 1991.

Después de dieciséis años de desarrollar una plétora de juegos exitosos, GBG (como lo conocen sus amigos) lanzó un nuevo concepto de juego en 2007: BrainBox World, el título que dio origen a la ahora mundialmente reconocida gama BrainBox que a día de hoy cuenta con más de 40 títulos diferentes, vendidos en 57 países y publicados en 26 idiomas.

En nuestro país hemos podido disfrutar hasta ahora de los BrainBox dedicados a Animales, Imágenes, El Mundo y España, familia que se ha visto aumentada gracias a la llegada de BrainBox Harry Potter, un nuevo “hermanito” que pone más énfasis en la diversión que en los aspectos educativos tan presentes en la familia BrainBox sin dejar de resultar una herramienta perfecta para mejorar la memoria o la capacidad de reacción.

Los parámetros que Gary estableció por primera vez siguen siendo válidos en la actualidad: un juego debe ser rápido, fácil de jugar y tener la flexibilidad suficiente como para que lo disfruten jugadores de todas las edades para que ofrezca la posibilidad de unir a jóvenes y mayores.

Gary Wyatt quería asegurarse de que hubiera un juego de mesa para todos; juegos de calidad para jugar una y otra vez, capaces de resistir el paso del tiempo, de pasar de generación en generación. Casi treinta años después de la fundación de la empresa, todavía se mantiene fiel a su pretensión original de hacer que el aprendizaje sea divertido a través del juego.