logotipo
logotipo

Alien: El juego de rol | 25 junio, 2021 | Edge Entertainment

Malos tiempos para los humanos

¿Qué sabes del universo de Alien: El juego de rol?

Si algo caracteriza a la saga de Alien además de, claro, los xenomorfos son los continuos saltos temporales que se han producido no sólo a lo largo de las películas, sino también de los comics y novelas que a lo largo de los años han ido expandiendo la Historia del universo en el que tienen lugar este épico enfrentamiento entre especies.

Desde el año 2122 en el que tiene lugar la fundacional Alien, hemos saltado al futuro gracias a películas como Alien Resurrection ambientada unos doscientos años después, pero también al pasado con Prometheus y Covenant por lo que poco a poco hemos podido establecer una línea temporal coherente.

¿Pero en qué momento de esta línea temporal encaja Alien: El Juego de rol? ¿Qué sabe la Humanidad y por tanto nuestros personajes de los xenomorfos? ¿Siguen siendo unos completos desconocidos o empieza a haber rumores de su existencia más allá de las cúpulas directivas de la Weyland-Yutani? ¿Qué otros acontecimientos están teniendo lugar al mismo tiempo?

Aunque obviamente somos libres de ambientar nuestras partidas cuando queramos, Alien: El juego de rol nos lleva de cabeza a 2183, apenas tres años después de la destrucción de la colonia de Hadley’s Hope en LV-426, la desaparición de la USS Sulaco (Aliens) y la clausura de la fundición penitenciaria de Fiorina 161 (Alien 3).

La pérdida de toda la unidad de marines coloniales de la Sulaco junto con todas esas instalaciones patrocinadas por la Weyland-Yutani, así como las acusaciones de irregularidades corporativas derivadas de esos incidentes, han generado un clima de desconfianza entre la compañía y las Américas Unidas. Muchos mundos fronterizos se han visto atrapados en este cisma y han tenido que apañarse sin los suministros ni las defensas que necesitan para subsistir.

La única revelación pública sobre estos sucesos consiste en un relato que arroja luz sobre el desenlace de la catástrofe en Fiorina 161. Se trata de un libro titulado La bestia espacial, en el que se narra el supuesto encuentro del convicto Robert Morse (el personaje interpretado por el actor Danny Webb en Alien 3) con lo que él denomina un «dragón» alienígena que se introdujo en la fundición y exterminó brutalmente a dos docenas de presos con cromosomas doble Y junto al personal que los custodiaba.

El libro da crédito tanto a los rumores sobre la existencia de monstruos como a los supuestos experimentos de Weyland-Yutani con armas biológicas, llegando a sugerir que la compañía estaba más interesada en capturar a la criatura para estudiarla que en salvar vidas. Según Morse, la compañía había estado buscando uno de estos ejemplares desde el incidente en LV-426 y consideró prescindible a todos los que se interpusieron en su camino, ya fueran presos, soldados, empleados o incluso colonos.

Aunque el libro fue secuestrado de inmediato, varias copias de La bestia espacial se han divulgado ilegalmente por todas las colonias, donde ha encontrado numerosos adeptos. Algunos lo consideran mera ficción, una distracción amena de sus vidas cotidianas. Otros han dogmatizado el relato de Morse y creado un culto milenarista en torno a él, tomándolo como un texto religioso que augura un inminente apocalipsis.

Para echar más leña al fuego, los conflictos entre sectores rivales del espacio se han incrementado exponencialmente durante los últimos cinco años. Aunque no se ha confirmado, muchos creen que Hadley’s Hope fue el escenario de prueba de una de las armas biológicas de Weyland-Yutani, y que un estado enemigo llevó a cabo un bombardeo orbital termonuclear para arrasar la colonia. Otros sostienen que la compañía está colaborando con una nación independiente para tomar el control de las colonias de la Frontera.

Habida cuenta de la gran cantidad de unidades de marines coloniales que están siendo reubicadas y desplegadas en nuevas campañas, los colonos de la Frontera están cada vez más asustados. Sin la presencia de fuerzas armadas, no queda nadie que los proteja de piratas, formas de vida hostiles e invasiones. Para equilibrar la balanza, muchas colonias han instaurado sus propios sistemas legales, nombrando marshals para supervisar el mantenimiento de la ley y el orden. Algunas incluso han contratado bandas mercenarias para proteger sus intereses.

La década de 2180 es una época peligrosa para estar vivo… Aunque teniendo en cuenta la clase de enemigos a los que vamos a enfrentarnos en Alien: El juego de rol, es bastante probable que no lo estemos durante mucho tiempo.