logotipo
logotipo

La Llamada de Cthulhu | 24 marzo, 2021 | Edge Entertainment

La vida es un cabaret

Presentamos Berlín: La Ciudad Depravada

La República de Weimar es ese turbulento período de la Historia de Alemania comprendido entre las dos Grandes Guerras y previo a la ascensión del nazismo en el que Berlín se convirtió en la capital mundial del vicio. La derrota del país en la I Guerra Mundial unida a una terrible crisis y al auge de los diversos extremismos políticos que asolaban Europa a principios del siglo XX convirtieron la ciudad en un lugar repleto de oportunidades para olvidar los problemas aunque sólo fuera por un momento y en la que indigentes, agitadores políticos, veteranos mutilados, artistas y todo tipo de personajes pintorescos y peligrosos se daban la mano cada noche.

Es en este hervidero de corrupción y decadencia, donde la verdadera libertad se encuentra en los cabarets y en sótanos a media luz y lejos de los ojos de los pocos ciudadanos respetables que todavía quedan en la ciudad, es donde se desarrolla la acción de Berlín: La Ciudad Depravada, el nuevo suplemento para la séptima edición de La Llamada de Cthulhu y para Pulp Cthulhu, el juego de rol también ambientado en los mundos de H.P. Lovecraft pero más enfocado a una experiencia cinematográfica donde prima la acción y las hazañas heroicas.

Berlín: La Ciudad Depravada consta de dos partes bien diferenciadas: Por un lado tenemos toda la información necesaria para ambientar nuestras partidas en el Berlín de entreguerras así como extensa información sobre los puntos de interés y las personalidades históricas o no que podremos conocer allí. Hay que destacar que incluso se toma la molestia de explicitar durante en durante qué fechas vivieron allí personajes como Albert Einstein por si queremos implicarlos en alguna trama.

Pero lo que sin duda llama más la atención es que Berlín es un lugar MUY diferente a la plácida Nueva Inglaterra, incluso aunque estemos hablando de una Nueva Inglaterra llena de cultistas, libros malditos y monstruos cuya mera visión puede arrastrarnos a la locura. Este Berlín es una ciudad mucho más peligrosa y sórdida y mucho más indicada para jugadores adultos y capaces de lidiar con temas más complejos que la simple lucha entre el bien y el mal. En Berlín: La Ciudad Depravada vamos a encontrar muchas escalas de grises y dilemas que, aunque perfectamente ubicados en su contexto histórico, conservan una enorme relevancia a día de hoy.