logotipo

¡La guerra de los Dioses Exteriores!

Arkham Horror: El Juego de Cartas | 21 diciembre, 2020 | Fantasy Flight Games

Y a través de este repugnante cementerio del universo, un ahogado y enloquecedor batir de tambores, y el fino y monótono gemido de flautas blasfemas desde las inconcebibles y oscuras cámaras que hay mas allá del tiempo; el detestable golpeteo y los silbidos aflautados allá donde danzan, lenta y torpemente, de modo absurdo, los gigantescos y tenebrosos Otros Dioses…

 –H.P. Lovecraft, “Nyarlathotep”

Tal vez nuestro mundo, el escenario de nuestros propios universos personales, nos parezca relevante, pero en el contexto del desconocido ámbito de los Mitos arcanos, la Tierra no es más que un pequeño microcosmos de vida primitiva, una ridícula mota de tierra y agua que flota entre las estrellas. A esa escala, no somos sino polvo y cualquier ambición de pretender ser algo mayor que eso, solo demuestra un desafortunado exceso de arrogancia, condenado al fracaso.

Frente a esta aplastante insignificancia, los investigadores de Arkham Horror Files son quienes se resisten frente al abismo, los que se niegan a ceder ante el nihilismo y la desesperanza. Pero con esta última aventura, esos mismos investigadores se enfrentan a un desafío como ninguno que hayan abordado hasta ahora.

¡Fantasy Flight Games se complace en anunciar La guerra de los Dioses Exteriores, un nuevo pack de escenario para Arkham Horror: El juego de cartas!

Arkham está atrapado en medio de un trascendental conflicto entre tres sectas rivales que se extiende por toda América del Norte. Cada una de estas sectas quiere convocar a su propio Primigenio y, mientras luchan entre sí por todo el continente, cada nuevo enemigo muerto acerca un poco más a alguno de estos oscuros dioses a su despertar. ¿Seréis capaces tú y tus compañeros de investigación de sobrevivir sin veros atrapados sin remedio en medio de esta guerra, o todo nuestro mundo acabará siendo desgarrado en pedazos?

Una guerra de nuestro mundo

Al igual que muchos de los escenarios anteriores, puedes jugar a La guerra de los Dioses Exteriores de forma independiente o como parte de una campaña mayor. También tienes la posibilidad de enfrentarte a estas amenazas en solitario o hacerlo como parte de un evento masivo con cualquier cantidad de investigadores en modo multijugador épico. Sin embargo, a diferencia de otros packs de escenario, La guerra de los Dioses Exteriores es el primer escenario que te sitúa en medio de una guerra entre tres facciones distintas: tres sectas arcanas, cada una de las cuales pretende invocar un mal indescriptible, y cada una con sus propias fuerzas y estilo de juego.

Secta de Silenus Secta de Magh’an Ark’at Secta de Ezel-zen-rezl

Desde la Secta de Silenus invocan al Cielo Vacío, y pasan innumerables horas con su mirada fija en el frío vacío del espacio, soñando con diferentes formas de traer dicho vacío a la Tierra. En la Secta de Magh’an Ark’at construyen una pira para incubar un huevo monstruoso, un huevo que creen que traerá el paraíso eterno una vez que eclosione. Los miembros de la Secta de Ezel-zen-rezl siguen dedicados al enjambre, trabajando en la proliferación de hordas de insectos de pesadilla para la asimilación de nuestro mundo en una forma superior, la de una colmena de enjambre.

¡Cada una de las tres sectas tiene un plan propio que sus agentes están intentando llevar a cabo!

Cada una de estas tres sectas tiene su propio plan y sus propios enemigos y traiciones en el mazo de Encuentros. Verás rápidamente que muchos de estos enemigos, como el Astrónomo aficionado nihilista (La guerra de los Dioses Exteriores, 25) o el Discípulo del Enjambre (La guerra de los Dioses Exteriores, 29) tienen la nueva palabra clave “beligerante”. A diferencia de la mayoría de los enemigos, que amenazan a los investigadores, los sectarios de La guerra de los Dioses Exteriores están mucho más preocupados por luchar entre ellos. En lugar de moverse hacia los investigadores durante la fase de enemigos, los enemigos enfrentados entre sí se moverán hacia algún enemigo de otra facción para atacarle.

¡La Fanática del paraíso se mueve al Ateneo del Cielo Vacío y ataca al Discípulo del Enjambre!

Por supuesto, no puedes quedarte al margen y dejar que estas tres sectas se peleen unas con otras. Cada vez que un enemigo ataca y derrota a otro enemigo, tendrás que poner 1 de perdición en el plan del enemigo atacante. La sangrienta guerra entre las sectas hace avanzar de activamente sus planes de traer hasta este plano de existencia a un horrible Primigenio, y los investigadores tendrán que intervenir si quieren salvar nuestro mundo.

Aunque los investigadores comienzan su aventura en Arkham, su lucha contra estas oscuras sectas los llevará desde las Calles de Providence (La guerra de los Dioses Exteriores, 15), a El ático (La guerra de los Dioses Exteriores, 23) en la ciudad de Nueva York, o al Castillo Ramezay (La guerra de los Dioses Exteriores, 19) en Montreal. Cada una de las sectas tiene su base de operaciones en una ciudad diferente, y mientras los enemigos están enfrentados en plena batalla entre estas ciudades, tendrás que aventurarte hasta el corazón de cada una de ellas para anticiparte a sus planes.

Mientras el Fuego infernal (La guerra de los Dioses Exteriores, 31) cae desde los cielos y las ciudades sucumben a Los estragos de la guerra (La guerra de los Dioses Exteriores, 32), debes dar lo mejor de ti para detener a las tres sectas. Incluso si una de ellas tiene éxito, podrías tener que enfrentarte a Silenus (La guerra de los Dioses Exteriores, 35) o a Magh’an Ark’at (La guerra de los Dioses Exteriores, 41), una lucha que ni siquiera los investigadores más intrépidos podrán ganar. Pero cuando el destino del mundo entero está en juego, realmente ¿qué otra posibilidad te queda?La triada del mal

Tres sectas malvadas pretenden acabar con nuestro mundo invocando a sus terroríficos amos, ¿serás capaz de impedir la inminente destrucción de la Tierra?