logotipo

Cuchillos por la espalda

Drunk, Stoned or Stupid | 31 marzo, 2021 | DSS Games

¿Eres estúpido? Bueno, estúpido, tacaño, pesado o un bailarín terrible que aun así se cree un Michael Jackson en la pista. Drunk, Stoned or Stupid es un party game en el que no importa cuántos defectos creas tener, porque cuando acabe la partida te irás a casa con esos y por lo menos media docena más.

La mecánica de Drunk, Stoned or Stupid es bien sencilla: Por turnos, cada uno de los jugadores se convertirá en juez y leerá una carta al azar. A continuación, el resto de jugadores tendrá que decidir cuál de ellos se ajusta mejor a esa descripción.

Puede que sea algo tan sencillo como “No sabe guardar un secreto” o tan bochornoso como “Una copa y empieza a filosofar”, pero también puedes encontrar cartas con secretos tan terribles como “Si tuviese un hijo feo, lo entregaría en adopción”.

Aquí es donde los jugadores van a tener que luchar con uñas y dientes para no ser elegidos por el juez y para ello sacarán todo su arsenal de anécdotas, secretos y opiniones impopulares sobre sus propios amigos porque todo vale para no perder en Drunk, Stoned or Stupid… Incluso los trucos más sucios.

Y sí, hemos dicho “todo vale”, porque en este juego no hay ganadores, solo perdedores: El primero que acumule siete cartas pierde. ¿Quiere decir esto que el resto pueden ser considerados los ganadores de la partida? Definitivamente NO. Ellos también terminarán con alguna que otra verdad incómoda sobre su forma de ser y sobre cómo les perciben sus amigos. Si a eso le llamas ganar no seremos nosotros los que te llevemos la contraria, pero igual deberías subir un poco el listón de lo que pides a la vida.

Lo único que vais a ganar después de una sesión de Drunk, Stoned or Stupid es, eso sí, un montón de risas y de anécdotas sabrosonas sobre tus propios amigos que vais a estar recordando durante mucho tiempo. Bueno, sobre tus propios amigos y sobre ti mismo, que en Drunk, Stoned or Stupid no se libra nadie.