logotipo

Cinco formas de jugar a Similo

Similo

24 marzo, 2021 | Horrible Guild

Similo es un juego de deducción en el que la premisa es bien sencilla: Consigue que tus amigos adivinen una carta a base de establecer paralelismos con el resto de las imágenes que componen el mazo. Desde Similo Mitos hasta Similo Fábulas pasando por los de Historia, Animales o Animales Salvajes, esta mecánica tan sencilla ofrece un sinfín de horas de diversión, diversión que aumenta exponencialmente si te atreves a combinar los mazos de las diferentes colecciones.

¿Pero se acaba ahí la diversión que ofrece Similo? ¡Rotundamente no! Hay mil formas de tunear las reglas para incorporar nuevos modos de juego que puedes ir alternando hasta que encuentres tu partida de Similo perfecta en términos de diversión y dificultad. Hoy te queremos proponer algunas de estas opciones, ¡ya nos contarás qué te parecen!

LIMITA LA MANO: En lugar de cinco, el jugador principal en cada ronda tendrá sólo dos entre las que elegir para intentar que el resto adivine la carta elegida. Te aseguramos que vas a sudar la gota gorda.

MANO ÚNICA: En Similo, cada vez que usas una carta para decir si se parece o no a la carta elegida repones la mano con una nueva carta del mazo, pero en esta variante tendrás sólo cinco cartas durante toda la partida. ¡Elígelas bien!

AUMENTA LA CUADRÍCULA: En lugar de jugar con doce cartas sobre la mesa, crea una cuadrícula de dieciséis. Ahora los jugadores tendrán muchas más opciones entre las que elegir y van a ser ellos los que sufran un poquito.

LA REGLA DE LAS TRES CARTAS: En lugar de usar una carta de tu mano y decir si se parece o no a la carta elegida, saca tres y ordénalas de mayor a menor parecido. Esto aumenta la dificultad no sólo para ti, sino para el resto de jugadores… ¡Todos a rascarse la cabeza!

MENOS RONDAS: En lugar de cinco rondas reduce la partida a cuatro o incluso a tres y el jugador que da las pistas marca el número de cartas que el resto tienen que descartar en cada ronda. Afina bien tus pistas y disfrutaréis de una partida más corta, pero mucho más intensa.

Como has podido comprobar, las variantes de Similo son innumerables, así que prueba, mezcla e inventa las tuyas propias… Y por supuesto no olvides compartirlas con nosotros.