logotipo

Bruno Faidutti nos habla de Vampiro – La Mascarada: Vendetta

Vampiro: La Mascarada Vendetta | 4 marzo, 2021 | Horrible Guild

Bruno Faidutti es uno de los diseñadores más prestigiosos del mundillo, con décadas de experiencia y éxitos como Ciudadelas a sus espaldas. Y junto a Charlie Cleveland, el creador de Vampiro: La Mascarada Vendetta. Bruno nos habla hoy del proceso de cómo se involucró en el juego.

Recibo regularmente correos electrónicos de autores jóvenes que buscan consejos, incluso ayuda, en la creación de su primer juego. Si bien siempre trato de responder cortésmente, no puedo detenerme siempre a dar consejos personalizados o participar en innumerables colaboraciones. A veces, sin embargo, el proyecto es lo suficientemente original, serio o atractivo como para meterme a fondo.

A finales de 2015, recibí un correo electrónico de un californiano, Charlie Cleveland, preguntándome si quería ayudarlo a desarrollar un proyecto de juego llamado Moonlight. El tema de los vampiros, criaturas que viven entre el esnobismo y la arrogancia típica de un estudiante de fin de carrera, no me atraía particularmente, pero Charlie llegó con la recomendación de mi amigo Eric Hautemont, el fundador de Days of Wonder, y con una sólida experiencia en videojuegos, ya que es el autor de Subnautica. Para describir su proyecto, también se refirió a Cosmic Encounter y al póquer, dos juegos que, aunque ya casi no los practico, siguen siendo para mí referencias imprescindibles. En resumen, no podía decir que no, y así me dejé arrastrar a un proyecto que resultaría complejo, lento y lleno de giros y vueltas.

Moonlight ya era un gran juego cuando Charlie me lo presentó y claramente tenía el sello distintivo de Cosmic Encounter. Los jugadores eran vampiros que buscaban subyugar a los humanos pero también, si surgía la oportunidad, atacar a sus oponentes. Todos tenían un poder particular para esto, en ataque o defensa, y las interacciones entre estos poderes eran, como en Cosmic Encounter, la sal del juego.

En tres años de desarrollo, el juego ha cambiado mucho y la inspiración cósmica original se ha desvanecido un poco. Así es como los poderes de los vampiros se asocian ahora con las cartas de acción, pero siguen siendo pocas en número y muy diferentes para que cada clan conserve una fuerte personalidad. Los humanos, que originalmente se colocaban entre jugadores (lo que introdujo un factor de distancia en el combate), ahora ocupan ubicaciones ubicadas en el centro de la mesa. Todo esto se hizo por etapas, con ida y vuelta, cientos de pruebas y bastantes comentarios de editores que en un momento u otro estuvieron interesados en el proyecto.

Moonlight, que luego se convirtió en Vampiros y finalmente en Vendetta, se ha mantenido como un juego de confrontación e interacciones relativamente simple pero completamente construido alrededor de su tema. Muy comprometido con el proyecto, Charlie incluso se vino a Etourvy dos veces, donde pudimos reproducir el prototipo juntos y presentarlo a los editores.

Creo que fue en Etourvy donde Lorenzo Silva descubrió Vampires y decidió que quería publicarlo, especialmente si lograba obtener de Paradox los derechos sobre el universo del juego de rol Vampiro – La Mascarada. Tomó algo de tiempo, pero los estadounidenses obviamente fueron seducidos por lo que no era un proyecto vago ni una cosa abstracta, sino un juego ya casi terminado y construido por completo en torno al tema de los vampiros.

Fue entonces,cuando Charlie tuvo la oportunidad de ir de vez en cuando a Horrible Games para trabajar en el juego. Como no sé nada sobre el universo de la Mascarada, el final del desarrollo del juego y en particular, la adaptación final al tema fue producida por Charlie y Lorenzo, ayudados por su amigo Hjalmar Hach.

Visita la web de Bruno Faidutti en Faidutti.com