logotipo
logotipo

Canción de Hielo y Fuego | 15 marzo, 2021 | CMON

¡A cubierto!

¡Llegan los letales Lanzapiedras de los constructores!

Los constructores, la orden de la Guardia de la Noche encargada de crear las armas y armaduras con que se equipa la hermandad, también son expertos en la creación de enormes máquinas de asedio. Estos veteranos ingenieros de guerra están a la vanguardia de la tecnología aplicada al campo de batalla y ayudan a la Guardia de la Noche a proteger Poniente de los horripilantes seres que moran al norte del Muro. Cuando los que visten el negro van a la guerra, lo hacen acompañados de las letales creaciones de los constructores; y, en este sentido, los jugadores de la Guardia de la Noche ya pueden añadir a sus ejércitos un toque de destrucción mecanizada gracias al Lanzapiedras de los constructores. Echemos un vistazo a lo que es capaz de hacer esta máquina de guerra.

Desplegar sobre el campo de batalla una unidad de Lanzapiedras de los constructores resulta caro, ya que cada uno tiene un coste de 10 puntos. Es más, pese a tener tan alto precio, los jugadores solo pueden añadir un máximo de dos a su ejército. Desde luego, para tener un coste en puntos tan considerable y aplicárseles tal restricción a la hora de desplegarlos, debemos de tener entre manos algo realmente grande y potente.

Para empezar, está la capacidad innata «Máquina de guerra», que proporciona al Lanzapiedras 6 Heridas y lo hace inmune a tener que llevar a cabo pruebas de Moral, le impide realizar acciones de Carga y Retirada, y evita siempre y en cualquier caso que se le ponga ningún tipo de ficha de Estado. Esto implica que el Lanzapiedras está a salvo de muchas de las capacidades especiales y cartas de Tácticas de sus oponentes, así como que cuenta con una buena cantidad de medidas defensivas integradas desde el primer momento. Esto está bien, ya que su atributo de Defensa es un modesto 5+ y, encima, tiene el notable inconveniente de que su atributo de Velocidad de 1 lo hace increíblemente lento. Vista su lentitud, no sería de extrañar que hubiera quien pensara que los Lanzapiedras nunca van a ser capaces de avanzar lo suficiente para ponerse a un alcance adecuado desde el que usar su Ataque principal. Sin embargo…

La otra capacidad especial del Lanzapiedras recibe el simple y apropiado nombre de «Lanzapiedras» y está asociada al Ataque a distancia de esta máquina de guerra, el cual tiene un resultado para impactar de 3+ y solo dispone de 1 dado de Ataque. Este Ataque a distancia tiene un alcance Ilimitado y, debido a que los proyectiles del Lanzapiedras vuelan hasta su objetivo siguiendo una trayectoria alta y parabólica, ignora las unidades y el terreno que se interponen entre él y su blanco. Por tanto, la cuestión es que no hay ningún lugar donde el enemigo pueda esconderse de esta potente máquina de guerra. Además, a un Lanzapiedras no le supone ningún problema estar en la otra punta del Campo de batalla cuando se trata de encontrar blancos para sus Ataques, así que puede empezar a tirarle piedras al ejército enemigo desde el mismo instante en que empieza la partida.

Cada vez que impacta, el Ataque a distancia del Lanzapiedras inflige 1D6 Heridas +1 Herida por cada fila que le quede a la unidad Defensora; lo que significa que infligirá entre un mínimo de 2 Heridas y un máximo de 9 dependiendo del resultado de la tirada del 1D6 y de la cantidad de filas que le queden a la unidad Defensora al recibir el impacto. Por supuesto, dado que el Lanzapiedras inflige Heridas en lugar de generar impactos, el enemigo no puede realizar tiradas de Defensa frente a sus Ataques a distancia.

Sin embargo, a la capacidad especial «Lanzapiedras» también se le ha añadido alguna que otra desventaja: su uso está limitado a un único Ataque por ronda, de manera que ni las cartas de Tácticas ni el tablero de Tácticas (por poner dos ejemplos) le proporcionan Ataques adicionales. Además, no permite Atacar a unidades individuales ni escoger enemigos que estén a alcance Largo o menos del Lanzapiedras. Por tanto, lo cierto es que la única forma de escapar de su aluvión de rocas es quedarse lo más cerca posible de él. Por último, la dotación del Lanzapiedras solo cuenta con 3 dados de Ataque cuerpo a cuerpo con los que tiene que sacar un 4+ para impactar a sus oponentes. Esto implica que, debido a sus pocos dados de Ataque y su imposibilidad de realizar acciones de Retirada, esta máquina de guerra será una presa fácil para cualquier enemigo que acabe trabado en combate cuerpo a cuerpo con ella.

En definitiva, el Lanzapiedras de los constructores destaca por aportar a los ejércitos de la Guardia de la Noche un Ataque a distancia extremadamente potente. Dado que la mayor parte de unidades disponibles para esta Facción se centra en el combate cuerpo a cuerpo, el Lanzapiedras resulta especialmente práctico para ablandar a las unidades enemigas antes de que el resto de sus hermanos juramentados caiga sobre ellas y las remate a golpe de espada. Ser un ejército compuesto de unidades de élite supone que la Guardia de la Noche acostumbra a luchar en inferioridad numérica, de ahí que los Lanzapiedras sean de lo más útiles de cara a diezmar las filas enemigas, e incluso reducir o anular su ventaja numérica, para cuando ambos ejércitos choquen.

El Lanzapiedras de los constructores ya está a la venta para que puedas empezar a regar a tus enemigos con una densa lluvia de dolor extremo. ¡No te quedes sin él!